Hospital Vithas Virgen del Mar

Hospital Vithas Virgen del Mar
Cita online

950.014.364

  • Ginecología

    Cesárea

  • ¿Qué es?

  • Especialista

  • Precio

  • Pedir una cita

  • <Ver todas

Cesárea

Por lo general, las mujeres desean con muchas ansias dar a luz a sus bebés mediante un parto vaginal y evitar la cesárea. Para la mayoría de ellas, el parto vaginal es posible, y en casi todos los casos, es la mejor forma de tener a sus bebés. No obstante, en algunos casos el parto vaginal no es posible, y la forma más segura de dar a luz es mediante una cesárea. Aunque sea con un parto quirúrgico, la felicidad de dar la bienvenida al mundo a un recién nacido es la misma, y sigue  siendo una ocasión maravillosa y  única tanto para la madre como para su pareja.

Si tu médico decide que es necesario hacer una cesárea, recuerda que esta decisión se toma teniendo en cuenta lo qué es mejor para ti y para el bebé.

Si durante el embarazo, tu médico u otro profesional médico piensan que es probable que necesites una cesárea, asegúrate de obtener respuesta a todas tus preguntas sobre este tema para entender por qué es necesario hacer esta operación. En el Hospital Vithas Virgen del Mar contamos con los mejores especialistas que te ayudarán a tomar/comprender el por qué de la necesidad de escoger un parto por cesárea.

 

  • Cesárea: ¿Por qué puede ser necesario que un bebé nazca por cesárea?

La cesárea es el nacimiento del bebé mediante una incisión quirúrgica (corte) en el abdomen (vientre) y útero (matriz). Es por  lo  tanto  distinto del parto vaginal, en el que el bebé sale por la vagina de la madre.

El parto normal o vaginal es la forma natural en que los bebés nacen. Sin embargo, hay ocasiones en que no es posible tener un parto vaginal. Es posible que la cesárea sea una opción más segura que el parto vaginal si tú o tu bebé tenéis algún problema antes o durante el parto. De hecho en ocasiones  se determina durante el embarazo que un parto por cesárea será necesario, programándose esta cirugía con anticipación. También puede ocurrir que se necesite una cesárea de emergencia (no planeada) por una situación perjudicial que sucedió durante el embarazo. Otras veces, los médicos deciden hacer una cesárea después de que la mujer ya comenzó con el trabajo de parto. La realidad es  que todos los embarazos son diferentes y  cada  uno requiere de una atención y cuidados especiales.  

Suele ser necesario un parto por cesárea en las siguientes situaciones:

-El trabajo de parto no progresa.
-El bebé es muy grande para pasar de forma segura por la pelvis de la madre.
-El bebé está en una posición que hace dudar que pueda completarse un parto vaginal seguro.
-La madre tiene sangrado anormal en el útero.
-El bebé no tolera el trabajo de parto.
-El bebé tiene un defecto congénito o un problema que requiere un parto quirúrgico.
-La placenta obstruye el cuello del útero (placenta previa).
-La mujer tiene una infección activa por herpes genital en el momento de comenzar el trabajo del parto.
-La mujer tuvo un resultado positivo en la prueba de anticuerpos del VIH (SIDA).
-La mujer dará a luz a tres o más bebés. También se recomienda hacer una cesárea en algunos embarazos de gemelos.

También es posible que deba hacerse una cesárea si se ha hecho a la madre una incisión en el útero previamente lo que haría que el trabajo de parto sea riesgoso (por ejemplo: varias cesáreas anteriores o algunas miomectomías). Por estos y otros motivos médicos, su médico puede determinar que el parto por cesárea es la opción más segura tanto para la madre como para el bebé.

 

  • Cesárea: ¿Qué sucede durante una cesárea?

Antes de comenzar con la cesárea, se administra a la madre un medicamento para bloquear el dolor.

En la mayoría de los casos en que la mujer ha estado en trabajo de parto, este medicamento se llama epidural y se inyecta en el espacio que rodea a la médula espinal. Esta inyección hace que la mujer no sienta dolor desde la cintura hacia abajo. En los casos de cesárea programada, por lo general se usa una anestesia intradural o raquídea. Aquí se inyecta una combinación de medicamentos para el dolor y para adormecer directamente el área alrededor de la médula espinal con el  fin de insensibilizar el cuerpo de la madre desde la cintura hacia abajo. La  anestesia intradural es una técnica muy similar a la epidural, no se utiliza catéter y se administra una única dosis de anestésico local.

Tanto la epidural como la intradural afectan a la madre sólo en lo que se  refiere a la habilidad de pararse, moverse o caminar, por lo demás la madre está consciente aunque no  sentirá  dolor alguno y así  podrá  ver a  su  recién nacido inmediatamente. En raras ocasiones, se administra una anestesia general, en cuyo caso la madre no estará despierta durante el parto.

La cesárea se realiza en un quirófano. Por lo general, es un procedimiento que dura de 30 a 45 minutos, aunque a veces puede tardar un poco más. Una vez que la anestesia hace efecto, se hace una incisión (corte) en la parte baja del abdomen de la madre, se mueven a un lado los músculos abdominales, se hace otra incisión en el útero y se saca el bebé. En general, el bebé nace  de 5 a 10 minutos después de comenzar la cirugía. La mujer puede tener una sensación de tironeo cuando nace el bebé, pero no sentirá ningún dolor.

La placenta se retira a través de la misma abertura en el útero.

Después de esto se cierra la incisión y se lleva a la madre a la sala de recuperación durante un tiempo antes de volver a trasladarla a su habitación en el hospital.

 

  • Cesárea: ¿Cómo es  la recuperación?

Por lo general, cuando una mujer tiene un parto por cesárea, debe permanecer en el hospital durante 2 ó 3 días después de la cirugía. Allí las enfermeras la ayudan a levantarse de la cama durante las primeras 12 horas para ir al baño. También le recomendarán hacer una actividad moderada apara  ayudarla a a aliviar los gases, y mejorar la circulación y la respiración.

Normalmente se administran a la madre medicamentos para el dolor durante una o dos semanas mientras se recupera de la cesárea.

Una vez que regresa a su hogar, se recomienda a la madre que se asegure de contar con ayuda durante las primeras semanas. Cuidar de su bebé será su actividad más demandante durante el período de recuperación y  es conveniente  que alguien le pueda  ayudar  pues  puede acusar ciertas  molestias  debidas a la intervención.

Un parto  por  cesárea  no  impide que la madre pueda amamantar a su bebé, es más se recomienda,  pues  la lactancia natural ayudará al útero a recobrar su tamaño normal más rápidamente. Tomar los medicamentos que le receta su médico es seguro incluso mientras amamanta a su bebé.

Después de una cesárea, se indicará a la madre que mantenga el área de la incisión limpia y seca, y que no se aplique ningún tipo de loción, ungüentos o polvos. Poco a poco la  madre  podrá ir aumentando su nivel de actividad gradualmente. Después de aproximadamente 6 semanas, es probable que ya pueda hacer todo lo que hacía antes de la cirugía

 

  • Después de una cesárea

La cesárea es una operación relativamente segura. Sin embargo, como se trata de una cirugía abdominal importante, puede haber complicaciones. Tu médico decide si es necesario o  no hacer una cesárea tras determinar si los beneficios de este procedimiento son mayores que los riesgos.

Los  riesgos  habituales  y  controlados que  se suelen evaluar  son, en el  caso de la  madre:

-Infección
-Sangrado
-Daño a otros órganos cercanos al útero, como la vejiga o los intestinos
-Reacción adversa a la anestesia

En el caso del bebé, los riesgos incluyen los siguientes:

-Problemas respiratorios, si los pulmones aún no están suficientemente desarrollados
-Laceración (corte) debido a la cirugía (esto es poco frecuente y, por lo general, algo menor)
-Nacer prematuramente

Tras la cesárea se le indicará a la madre a qué debe estar atenta cuando regrese a su hogar pues puede ser necesario que deba regresar al hospital ante la aparición de algun síntoma. Afortunadamente estos problemas se presentan rara vez o con poca frecuencia y aun así las futuras  mamás que sean  asistidas en el  hospital  Vithas  Virgen del Mar no deben sentir ningún temor pues cuentan con los  mejores  profesionales  tanto  antes, como durante y después de la cesárea. Además el Hospital Vithas Virgen del Mar les  da la tranquilidad de contar con un equipo de ginecología y obstetricia que cubre las urgencias de esta especialidad durante las 24 horas del día, los  365 días del año.

 

  • Cesárea: Partos futuros

Algunas mujeres que ya han tenido una cesárea escogerán este método de parto si vuelven a quedar embarazadas. Otras intentarán tener un parto vaginal, lo que se conoce como prueba de trabajo de parto. Cuando este intento resulta exitoso, se le llama nacimiento vaginal después de una cesárea (vaginal birth after cesarean, VBAC). Su médico u otro profesional médico pueden ayudarla a determinar cuál es el tipo de parto más adecuado para su siguiente embarazo.

Existen ciertos riesgos poco frecuentes pero graves que pueden aumentar con cada cesárea adicional (están relacionados con la mayor cantidad de tejido cicatrizal y la fijación anormal de la placenta). Por lo tanto, es importante que una mujer que planea tener más de 2 hijos, considere cuidadosamente tener un nacimiento vaginal (VBAC) después de la primera cesárea.

Si se detecta un problema médico durante el embarazo y se determina que será necesario hacer una cesárea, ésta será programada, es decir, se planificará con anticipación. La cirugía se programará para una fecha cercana a la fecha prevista de parto. Consultar al médico o a otro profesional médico durante las primeras etapas del embarazo permite determinar con precisión la fecha de parto, lo que ayuda a reducir el riesgo de dar a luz al bebé antes de tiempo. En la mayoría de los casos de mujeres que eligen volver a hacerse una cesárea programada, se recomienda que planeen hacerla entre las semanas 39 y 40 de gestación.

A veces una mujer tiene una cesárea programada para una fecha determinada, pero comienza con el trabajo de parto antes. Por lo general, esto no es un problema, siempre que el trabajo de parto no se prolongue demasiado. Normalmente, si se confirma que se ha iniciado el trabajo de parto y que es seguro proceder, los médicos harán la cesárea antes de lo planificado.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, a partir de su navegación.
Si continúa navegando, sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso. Ver nuestra política de cookies.